Respeta tu receta

10 tips para seguir tu tratamiento correctamente

10 tips para seguir tu tratamiento correctamente

Cada medicamento que te receta tu médico tiene un propósito: luchar contra una enfermedad, mantenerla inactiva, prevenirla o tratar sus síntomas, pero para que sea efectivo debe tomarse de acuerdo a sus indicaciones. No seguirlo al pie de la letra es causa de hasta 50% de fracaso en el tratamiento de enfermedades crónicas.

Tu médico es el único profesional capacitado para prescribir los medicamentos más eficaces para tratar tu padecimiento, y determinar cuándo y cómo debes tomarlos de acuerdo a tu edad, peso y otras variables que te hacen único como paciente.

Pero para que el tratamiento funcione, debes cumplirlo. Sigue estos consejos y será más fácil:

1. Entiende bien la enfermedad que padeces: Si es necesario anota el nombre de tu diagnóstico. Cuanto mejor comprendas la causa de tu enfermedad, lo que hace en tu organismo y cómo es el tratamiento que necesitas, mejor será el resultado.

2. Escucha con atención a tu médico: Debes estar atento cuando te explique los medicamentos que indica en tu receta y cómo los deberás tomar.

3. Si tienes alguna duda, pregunta a tu médico: ¿Qué síntomas desaparecerán y cuándo? ¿Qué podría suceder si suspendes el tratamiento antes de tiempo? ¿Hay algún alimento o bebida a evitar mientras se utiliza el medicamento?

4. Fíjate que hayan surtido tu medicamento bien en la farmacia: Cerciórate que el farmacéutico te haya surtido el medicamento correcto y en la cantidad necesaria para tomar el tratamiento por el tiempo indicado.

5. Incorpora la medicación a tu rutina diaria: Si requieres tomar un medicamento de forma crónica o por un periodo largo de tiempo es bueno que, para no olvidar tomarlo, lo conviertas en parte de tus días. Por ejemplo, si necesitas tomar la pastilla justo al despertarte, déjala en tu buró con una botellita de agua, o ponla visible en la cocina si la tomas en el desayuno, o con tu cepillo de dientes si la tomas después de comer. La idea es que se convierta en un hábito.

6. Usa un pastillero si tomas más de dos medicamentos: De esta manera, con un solo día a la semana que dediques 10 minutos a ordenar tus medicinas, seguro no te confundirás ni dudarás si ya te tomaste la pastilla o no, ya que casi todos vienen por día de la semana.

7. Pon una alarma o aviso en tu celular: Sobre todo cuando la toma de tu medicamento es en un horario en que tus actividades son variables, puedes ayudarte programando la alarma en tu celular. Eso sí, asegúrate de llevar el medicamento contigo.

8. Organiza las tomas en un horario cómodo: Si requieres un tratamiento que se toma varias veces al día, acomoda la primera toma para que te quede en un horario cómodo, por ejemplo, si es cada 8 horas una buena opción sería tomarlo a las 7am, 3pm y 11pm, será más fácil de seguir a diferencia de que tuvieras una toma en la madrugada.

9. No esperes que termine la caja para conseguir otra: Si necesitas más de una caja de medicamento, o tu tratamiento es crónico, no esperes a que se termine para conseguir la otra; anticípate a conseguirla al menos 3 días antes para que no dejes de cumplir con tus tomas, sobre todo en diabetes, hipertensión y problemas cardíacos o metabólicos.

10. Nunca te automediques: El hecho de que un medicamento le funcione a alguien más no significa que será igual contigo, al contrario, puede tener graves consecuencias.

#LoQueDiceTuMédico

Una serie que le da verdadera importancia al valor de los médicos en nuestra vida. Su voz es la que vale.

¿QUÉ OPINAS?