#LoQueDiceTuMédico

¿Cómo romper el hielo sobre las revisiones médicas periódicas?

Sin importar la etapa de vida, debemos recordar la importancia de llevarlas a cabo

¿Cuántas veces se ha encontrado con una persona que llega a consulta con una enfermedad en etapa avanzada o con complicaciones que podían haberse prevenido si se hubiera detectado la enfermedad a tiempo? Es momento de hablar de las revisiones periódicas que debemos considerar para mejorar la calidad de vida de los pacientes y cómo abordar este tema con ellos.

Recordémosle la importancia de las revisiones periódicas

Es normal que las personas no estén del todo familiarizadas con las revisiones de rutina, ya que la mayoría solo ve la consulta médica como un medio de solución y no como prevención. Es por eso que, dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentre nuestro paciente, debemos recordarle la importancia de llevarlas a cabo, por ejemplo:

A los que son padres

Aunque al inicio los padres están muy al pendiente de la salud de los niños, con el paso de los años esta prevención se pierde. Es aquí donde se les debe recordar la importancia de revisarlos periódicamente para asegurar un crecimiento sano: desde ayudarlos a completar el esquema de vacunación, hasta las revisiones oftalmológicas, auditivas y dentales que deben hacerse cada año.

Para los adultos jóvenes

Cuando hablamos de los adultos jóvenes, nos damos cuenta de que son uno de los grupos que menos tiene en cuenta este tipo de revisiones, por lo que se debe aprovechar las visitas que hacen cuando están enfermos, para recordarles la importancia de la prevención, acercándonos a ellos desde los hechos: existen enfermedades que se desarrollan sin presentar síntomas, avanzan hasta etapas en las que el tratamiento se torna complicado y terminan por cambiar sus planes a futuro.

Para los adultos mayores

los adultos mayores son un grupo que por sí solo busca la asesoría médica para descartar, detectar y tratar enfermedades propias de su edad; sin embargo, no siempre están abiertos a realizarse exámenes, por ello, la mejor forma de garantizar el apego al tratamiento y la prevención de diversas enfermedades es mediante sus familiares y cuidadores.

En todos los casos, es necesario ofrecerles información clara y precisa, que se adapte a su estilo de vida y sobre todo, el acercamiento debe ser con un tono amable y no de regaño.

Además, es importante tener siempre presente estos mensajes para ellos: se debe evitar la automedicación, prevenir el consumo de medicamentos sin razón y sobre todo, prevenir el cambio de receta para prevenir más complicaciones de salud, así como escuchar siempre #LoQueDiceTuMédico.

COMPÁRTELA:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR