#LoQueDiceTuMédico

Revisiones médicas que no debes dejar pasar

Podrían ayudarte a conocer el estado de tu salud y prevenir enfermedades

¿Cuándo fue la última vez que fuiste al médico sin estar enfermo? Si la respuesta es “hace más de un año” o simplemente no te acuerdas, quizá es momento de hacer una cita para una revisión de rutina, pero ¿cuáles son las que deberías incluir en tu lista de pendientes?

Revisión general

Es necesaria para saber que tu cuerpo y órganos funcionan correctamente. En estas consultas se revisa que todo esté bien con la vista, la actividad pulmonar, reflejos, estado de la piel, color de la lengua y otros más; de esta forma el médico podrá detectar cualquier anomalía a tiempo. También suelen realizarse electrocardiogramas, análisis de sangre y orina, además de radiografías de tórax. En caso de detectar algo, el médico decidirá si puede tratarlo en su consultorio o es necesario referirte con un especialista.

Revisión dental

Muchas veces las personas lo olvidan, pero las visitas al dentista también son muy importantes. Lo recomendable es visitarlo por lo menos una vez al año y hacerse limpiezas dentales cada 6 meses, porque, aunque no lo notes, el sarro se acumula en los dientes y a largo plazo puede ocasionar problemas graves en las piezas dentales.

No te olvides del dermatólogo

¿Por qué? La piel es el órgano más grande del cuerpo y aunque uses bloqueador solar todos los días, necesita cuidados. Nunca está de más consultar con un experto sobre las acciones que puedes tomar para que todo esté bien con tu piel en todo momento y para que puedas prevenir enfermedades a largo plazo.

Para las mujeres: ginecólogo

Nunca está de más decirlo: visita al ginecólogo una vez al año para revisar que todo esté en orden y puedas tratar o prevenir cualquier tipo de afección, hablar solo métodos anticonceptivos o simplemente, resolver cualquier duda.

Si tienes alguna duda sobre los resultados de cualquiera de estas revisiones, debes comentárselo a tu médico al momento de la consulta y si te detectaron alguna enfermedad y el médico prescribió algún medicamento, recuerda que debes hacer #LoQueDiceTuMédico, esto incluye no alterar la receta o dejar que te cambien el medicamento en la farmacia, no uses remedios caseros y sobre todo, no suspendas el tratamiento aunque ya te sientas bien.

Y acuérdate que sí hay una receta para mantener tu salud: la de tu médico, así que mantén la comunicación con él en todo momento.

COMPÁRTELA:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR