#LoQueDiceTuMédico

3 cosas que pasan cuando se respeta la receta médica

Sí existe una receta para recuperar y mantener tu salud: la del médico

Cuando el médico te da un tipo de tratamiento, este está especialmente pensado para ti, soluciona tus síntomas y malestares, es por eso que no debes compartirla nadie, ni mucho menos debes aceptar que la persona de la farmacia o que alguien más la modifique, porque cuando sigues #LoQueDiceTuMédico, consigues varias cosas:

La enfermedad se va o entra en control

Cuando son padecimientos “sencillos” como una gripe, un tratamiento que se sigue al pie de la letra logra que la enfermedad pase en pocos días o en el caso de las enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y otras más, entra en control. Esto significa que la persona puede continuar con un estilo de vida muy similar al que tenía antes de ser diagnosticado, aunque no deberá dejar la medicación o los cuidados adicionales como la alimentación y el ejercicio.

Fomentas la disciplina y el apego al tratamiento

Los seres humanos somos rutinarios y es muy sencillo para nosotros apegarnos a un horario y adoptar costumbres. Cuando se sigue el tratamiento al pie de la letra, fomentamos la disciplina y el apego al tratamiento se convierte en un paso más del día a día, lo que nos garantiza que correcta recuperación y mejor calidad de vida.

Reconoces el trabajo de todos los que hacen posible la medicina

No se trata solo de los médicos, también incluye a los científicos que crean medicamentos en los laboratorios, los investigadores, los vendedores y hasta a la persona tras el mostrador de la farmacia o los profesores de las escuelas de medicina. Todos trabajan para ayudar a cuidar de la salud de todos.

Por eso, no permitas ni hagas ningún cambio en tu receta médica sin la autorización del doctor. Si tienes alguna duda sobre el tratamiento o no encuentras el medicamento en la farmacia, ponte en contacto con él y siempre escucha #LoQueDiceTuMédico.

Tampoco te automediques o uses remedios caseros, ya que a veces solo esconden los síntomas, pero no alivian la enfermedad, así que no te arriesgues y no olvides que sí existe una receta para recuperar y mantener tu salud: la del médico.

COMPÁRTELA:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR