#LoQueDiceTuMédico

Cómo evitar los cambios en el tratamiento

Juntos podemos ayudar a conseguir el apego y mejorar la calidad de vida de las personas

Existe un problema con el que los médicos se enfrentan todos los días y que afecta tanto al personal de salud, como a pacientes, sin importar la especialidad o enfermedad que se trate: los cambios que las personas hacen en sus tratamientos médicos. Un problema grave que impacta a los sistemas de salud con consecuencias económicas y sociales, además del paciente y su familia, pero ¿qué se puede hacer para prevenirlas?

Conozca la situación económica, mental y qué tan informado está su paciente

Ayudarlos a conocer cómo con sencillos cambios en su estilo de vida, pueden recuperar su salud o alcanzar el control del padecimiento, es un paso vital para el cumplimiento de todas y cada una de las instrucciones. Esto incluye orientarlos para buscar asesoría psicológica (de ser necesario), e incluso animarlos a investigar y aprender más sobre su enfermedad, sobre todo cuando se trata de enfermedades crónicas.

Escuche sus dudas y preguntas

Las dudas son muy comunes, sobre todo cuando el diagnóstico es reciente. Tómese unos minutos al final de la consulta para aclarar las dudas que podrían tener y buscar una solución, por ejemplo ¿cómo deberíamos actuar ante el abandono del tratamiento debido a los efectos secundarios o la complejidad de la terapia?

Simplifique el régimen terapéutico

Si bien es cierto que depende del padecimiento, hay algunas cosas que sí se pueden hacer, como simplificar el régimen terapéutico con dosis menos frecuentes o de liberación prolongada y explicarles con detenimiento los efectos que podrían presentarse y cómo deben actuar ante ellos.

Ayúdelo a entender que no está mal recibir ayuda

Muchas veces, al querer mantener su autonomía, las personas se niegan a tener un cuidador, una persona que pueda ayudarlos a recordar la toma de sus medicamentos, que haga más sencillo el cambio de alimentación o que pueda acompañarlos en sus citas de seguimiento en caso de que sea complicado para ellos asistir solos, sobre todo cuando se trata de adultos mayores.

Juntos podemos conseguir un mejor apego a los tratamientos, reducir el abandono y las malas prácticas como la automedicación o la modificación de la receta médica. Una buena comunicación nos ayudará a todos, a recuperar la salud y mejorar la calidad de vida de las personas de la mano del movimiento #LoQueDiceTuMédico.

COMPÁRTELA:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR