Nuestros padres envejecen ¿cómo ayuda la receta médica a cuidarlos? - Lo Que Dice Tu Médico

Nuestros padres envejecen ¿cómo ayuda la receta médica a cuidarlos?

Es un hecho: la población mexicana cada día envejece más. De acuerdo con instituciones nacionales, en la actualidad hay más de 15 millones de mexicanos de 65 años de edad y más. Muestra de lo anterior es que la población que ya llegó a la sexta década de vida pasó de 9.1% en 2010 a 12.0% en 2020, mientras que la población de 0 a 17 años disminuyó de 35.4% en 2010 a 30.4% en 2020.
¿Qué implicaciones trae consigo el envejecimiento de los mexicanos? Cuando aumenta la esperanza de vida y conforme avanza la edad, se hará presente la disminución de la funcionalidad de nuestros padres y, por tanto, su incremento de dependencia será cada vez más mayor.

Uno de los retos más importantes y que debe interesante está relacionado con la salud, puesto que una persona que llegó a “los años dorados” requiere de cuidados especiales y de apoyo con el seguimiento de sus enfermedades y ciertas condiciones, debido a que de acuerdo con instituciones mexicanas:

Seis de cada diez adultos mayores mexicanos padecen al menos una enfermedad crónica para la cual requiere medicamentos.

Entre las enfermedades crónicas más comunes están diabetes, osteoporosis, hipertensión o artritis, padecimientos que no se curan sino que se controlan.

La mayoría de los adultos, 80%, toma –al menos– dos medicamentos para las condiciones médicas que padece.

La depresión, por la soledad, también suele presentarse en la vida del adulto mayor, y para su tratamiento la terapia psicológica y la administración de medicamentos es esencial.

La disminución en la vista (hay dificultad para leer las instrucciones y las letras chiquitas), problemas de fuerza muscular (se complica abrir frascos o envases) y dificultades con la memoria (no recuerdan si ya desayunaron o se tomaron sus medicamentos), entre otras condiciones.

La importancia de la receta médica en la vejez

Una muestra de respeto y amor para con nuestros padres es facilitarles la toma de sus medicamentos. Es decir, que se sientan seguros con las dosis y los días que su médico precisó en la receta. Así, seguir puntualmente las indicaciones de la prescripción es una de las formas para ayudarlos a mantenerse controlados y sin riesgos de recaídas.

Por tanto, revisa que tenga los medicamentos correctos, checa que las fechas de caducidad estén bien, que no se confundan respecto de cuál medicamento deben tomarse y que no repitan dosis puesto que podrían olvidar si ya se lo tomaron o no; para ello, los pastilleros con los días plasmados en la tapa son de gran ayuda para los adultos mayores. Y en caso de no encontrar el medicamento que el doctor recomendó a tus padres, evita cambiarlo por otro “parecido”, lo ideal es que te comuniques de inmediato con su médico y le preguntes directamente a él qué pueden hacer ante esa situación. Toma en cuenta que cambiar los medicamentos puede generar interacciones desfavorables.

También es ideal que lleves un control de las recetas médicas, no las tires. Colócalas en un archivo (puede ser digital o físico) pues son de gran ayuda cuando, por algún motivo, tengas que indicar desde cuándo, tus padres están tomando cierto medicamento y en qué dosis. Esta información será muy valiosa cuando el adulto mayor tenga que ser intervenido quirúrgicamente o cuando sufra de alguna alergia o, bien, tenga un accidente (como una caída). Recuerda que nunca debes automedicarlos ni utilizar remedios caseros. Siempre debes seguir #LoQueDiceTuMédico en su receta, la cual fue elaborada de forma individual, únicamente para tu padre o madre en su vejez. Por eso, en caso de tener algunas dudas con las indicaciones plasmadas en la receta acércate, sin miedo, al médico, pues él estará muy contento de ayudarte y reorientarte, debido a que para él, al igual que para ti, lo más importante es la salud de tus padres.  

¿Te gustó esta información?

¡Muchas gracias por tu opinión!

Regresar al inicio