El médico que ya te conoce

¿Por qué es tan importante tu historial médico?

10 tips para seguir tu tratamiento correctamente

Es habitual que tu médico de cabecera conozca mejor que nadie tu estado de salud, pero para conocer todos los detalles al momento de la consulta necesita revisar tu expediente médico, la herramienta que permite que recibas un trato realmente personalizado en cualquier lugar.

Tu expediente médico es muy relevante porque contiene información sobre tu historial médico:

  • Datos biográficos, como tu edad, sexo, peso y otros datos antropométricos.
  • Enfermedades y condiciones médicas que has padecido previamente.
  • Información sobre diagnósticos, planes de tratamiento y medicamentos recetados.
  • Resultados de estudios y pruebas de laboratorio.
  • Alergias y medicamentos que han producido interacciones o efectos adversos.
  • Aspectos relevantes sobre estilo de vida, como hábitos alimenticios, ejercicio físico, consumo de alcohol, abuso de drogas y tabaquismo.
  • Terapias preventivas como inmunizaciones y exámenes.
  • Documentación sobre los servicios prestados por profesionales médicos, incluyendo las fechas de tus citas, las de ingreso y alta en hospitalizaciones.

El historial médico es una ventana a tu historia como paciente, a tus cuidados previos y a la efectividad de los tratamientos pasados. Permiten al doctor emitir un diagnóstico más preciso, prescribir un tratamiento mejor fundamentado e incluso hacer predicciones sobre tu salud a largo plazo. Con cada visita, el doctor actualiza tu expediente, de tal forma que todo lo relacionado con tu salud pueda ser examinado en el futuro por él o por otros profesionales de la salud.

¿Crees que sabes todo sobre tu historial médico? Revisa antes estos factores:

  • ¿Qué tan completo y exacto es tu historial médico? Un historial completo mejorará tu atención integral, ya que ayuda tanto a tu médico como a otros proveedores a asegurar un mejor manejo de tu salud. Por ejemplo, las notas hechas por especialistas en medicina interna pueden influir en futuras acciones realizadas por cirujanos o radiólogos, y viceversa.
  • ¿Conoces los principales eventos de tu historial médico? Pon al día a todo médico nuevo que te consulte sobre todos los datos de tu historial médico que recuerdes, ya que pueden contribuir a afinar tu diagnóstico y tratamiento. No debes omitir ni ocultar nada al médico, pues tu salud está en juego.
  • ¿Ya tienes expediente electrónico? Los registros electrónicos reducen el error humano, aseguran que tus datos no se pierdan y puedan ser consultados de forma rápida desde cualquier lugar, pero todavía no son accesibles para los profesionales de salud de todas las instituciones en el país.
  • ¿Sirve tu historial médico en caso de emergencia? Sí, sobre todo cuando no puedes recordar o no estás seguro de qué medicamentos estás tomando o de tus padecimientos, evitando interacciones no deseadas con otros medicamentos o condiciones previas. Además, si sufres una lesión grave, no estás consciente o tienes una enfermedad poco clara, una consulta a tu expediente médico ayuda a tomar decisiones importantes sobre su manejo o tratamiento.
  • ¿A quién pertenece tu historial médico? Tu historial médico es de tu propiedad, al igual que la información de la receta médica. La confidencialidad de los datos contenidos está protegida por las leyes de protección de datos. Como paciente, puedes solicitar una copia de tus expedientes médicos a tu proveedor de salud, ya sea público o privado. En México, donde ya funciona el expediente electrónico, el registro lo puedes solicitar al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAEP). Es recomendable que conserves tus propios registros médicos, nunca sabes cuándo ni dónde necesitarás atención médica.

#LoQueDicetuMédico

Una serie que le da verdadera importancia al valor de los médicos en nuestra vida. Su voz es la que vale.

¿QUÉ OPINAS?